"Tenemos que dar testimonio de nuestra fe", dice Monseñor Esteban Sádaba

Inauguración CAM3OCLACC.- Entusiasmo e ilusión son las dos palabras con las que define monseñor Jesús Esteban Sádaba, Obispo vicario Apostólico de Aguarico, en la provincia amazónica de Ecuador, el ambiente que rodea la realización del Tercer Congreso Americano Misionero, que se inauguró la tarde de ayer, en Quito, Ecuador.

Monseñor Sádaba resaltó la importancia de la reflexión de los distintos temas propuestos tanto en las ponencias centrales como en los foros que se cumplirán en el Tercer Congreso Americano Misionero, CAM3, porque "todos tienen una vitalidad concreta en la Iglesia", dijo.

En diálogo con OCLACC, Monseñor Sádaba explicó que luego de este Congreso Misionero "todos los bautizados y cristianos deberán sentirse impulsados a vivir como verdaderos discípulos y misioneros de Jesús y a cumplir esa gran Misión que proponen los obispos".

"Es necesario que nos sintamos misoneras y misioneros para llevar el Evangelio a todos los pueblos", agrega el prelado, tras señalar que la misión debe transmitir "ilusión y esperanza".

Según expresó, la Gran Misión debe empezar por "hacernos reflexionar a nosotros, a cada uno de los que estamos viviendo la fe".

Para monseñor Sádaba, lo importante de este congreso será el Proyecto Misionero que se propone elaborar para ponerlo len práctica en todo el continente. El proyecto debe contemplar lo que se puede hacer, teniendo presente que la misión es "salir de sí mismos y llevar el Evangelio a otros lugares que necesitan y que esperan el encuentro con Jesús".

"Debemos dar testimonio de nuestra fe ser testigos de nuestra fe, y ser testigos allá donde más se necesita en el mundo", poniendo en práctica el mandato del Señor de ir por el mundo y predicar la Buena Nueva, dijo