CELAM: Misión para socorrer "a los pobres y a los que sufren"

Estadio-CAM3OCLACC.- En medio de un multitudinario acto que se cumplió la mañana de este domingo 17 de agosto, en el estadio de la Liga Deportiva Universitaria de Quito,se clausuró de manera oficial el Tercer Congreso Americano Misionero, CAM3-COMLA8, y se llevó a cabo el lanzamiento de la Gran Misión Continental propuesta por el episcopado latinoamericano en Aparecida.

El acto contó con la presencia del enviado especial del Papa Benedicto XV, Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, Arzobispo de Santo Domingo y Primado de América, de las máximas autoridades del Consejo Episcopal Latinoamericano, CELAM, de las 22 Conferencias Episcopales del América latina y El Caribe y de la Iglesia local de Ecuador.

El lanzamiento de la Misión Continental estuvo a cargo del Presidente del CELAM, Dom Raymundo Damasceno Assís, quien señaló que la Misión propuesta por Aparecida compromete a "Obispos, sacerdotes, diáconos, consagrados/as, laicos/as" para expresar el "amor de Dios a todos, especialmente a los pobres y a los que sufren, socorriéndolos en sus necesidades más urgentes como también en la defensa de sus derechos y en la promoción común de una sociedad fundamentada en la justicia, la solidaridad y la paz".

"La Misión Continental quiere promover la conciencia y la acción misionera permanente para que el espíritu misionero penetre toda nuestra vida y las estructuras de la Iglesia", expresó.

Según dijo, la misión implica "seguir a Jesucristo, Camino, Verdad y Vida" como "discípulos suyos y obedientes a su mandato: ir al encuentro de los alejados, de los olvidados y abandonados, a los constructores de la sociedad para anunciar la Buena Nueva de la salvación a todos, para que en Jesucristo tengan vida y vida en abundancia".

"Inspirados en el Testimonio de San Pablo, incansable evangelizador y audaz misionero, y en el de tantas y tantos evangelizadores y misioneros que en nuestro Continente han sido ejemplo y testimonio de entrega total a la causa del Evangelio y al servicio de los mas pobres, iniciemos nuestra Misión Continental permanente bajo la protección de la Santísima Virgen María, invocada con los títulos de Santa María de Guadalupe y de Nuestra Señora Aparecida", dijo el Presidente del CELAM.

Dom Raymundo Damasceno explicó que el CELAM animará la Misión Continental que debe realizarse en las "Diócesis, parroquias y comunidades, porque estamos convencidos de que conocer a Jesucristo es el mejor regalo que uno puede recibir; haberlo encontrado en la fe y seguirlo es lo mejor que a una persona le puede suceder y, anunciarlo con nuestra palabra y obras es nuestra mayor alegría".

Al terminar su mensaje, hizo entrega a los presidentes de las Conferencias Episcopales de América "la Sagrada Escritura y el Retablo, que representa la Ascensión del Señor" que fuera un "regalo del Santo Padre Benedicto XVI" y que son "signos expresivos de la Misión Continental", según dijo, al tiempo de proponer que "inicien con fervor y entusiasmo de discípulos la Misión Continental fundada en la roca de la Palabra de Dios y den así cumplimiento al mandato del Señor, antes de subir al cielo,: "vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que Yo les he mandado y Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo"