Amplia cobertura mediática del CAM3

MicrófonoOCLACC.- Un gran interés de varios medios de prensa internacionales sigue despertando el Tercer Congreso Americano Misionero que comienza este martes 12 de agosto, en Quito.

Periodistas y comunicadores de varios medios impresos, radiales, televisivos y de internet, tanto del país como del exterior, se acreditaron para realizar la cobertura informativa de todo cuanto ocurra en este gran Congreso misionero que concluirá el domingo 17 de agosto con el lanzamiento de la Gran Misión continental.

Durante la tarde del lunes, técnicos y reporteros afinaron sus equipos y revisaron los espacios en donde se desarrollarán las conferencias y foros del CAM3, para comunicar al mundo las incidencias de este encuentro misionero internacional.

Equipos periodísticos de Guatemala, Costa Rica, Panamá, Colombia, Perú, entre otros países realizaron ya sus primeros despachos informativos sobre el ambiente previo que se vive, a pocas horas de la inauguración del CAM3.

El padre William Jesús Rodríguez, sacerdote diocesano de Costa Rica, es uno de los tantos periodistas que llegó para realizar el seguimiento informativo sobre lo que acontezca en el CAM3, en un servicio para una red de emisoras católicas de Centro América. Con su equipo electrónico móvil, y aprovechando la instantaneidad en la transmisión de la información que ofrece la Internet, instaló su puesto de trabajo para enviar sus primeras impresiones sobre los preparativos previos al inicio de este encuentro misionero americano.

Aprovechando un paréntesis en su trabajo nos acercamos al P. Rodríguez para consultarle sobre el interés que despertó en Costa Rica la realización del CAM3. "Quienes están involucrados con la misión, lógicamente han tenido un ambiente de mucho trabajo. Pero por otro lado falta también un poco de involucramiento de las comunidades eclesiales en este proceso", dice en un diálogo con el servicio informativo ALER-OCLACC.

El sacerdote tico, comentó también que tiene una expectativa muy grande en este congreso "porque despertará la conciencia de la iglesia en un estado permanente de misión, de la hermandad entre los pueblos, sobre todo de una sola iglesia que se une para proclamar y predicar un solo Evangelio".