Multitud de jóvenes ovaciona a Benedicto XVI

Benedicto en AustraliaOCLACC/AICA. "La Jornada Mundial de la Juventud me llena de confianza para el futuro de la Iglesia y el futuro del mundo", dijo el el papa Benedicto XVI a su llegada al puerto de Sydney, Australia, donde fue ovacionado por una multitud de jóvenes de todo el mundo que participan en la XXIII Jornada Mundial de la Juventud.

Al llegar a Barangaroo, los jóvenes provenientes de 170 países, dieron la bienvenida en la antigua terminal de contenedores, luego de esperar por horas pese al intenso frío que reinó en la ciudad. Agitaban banderas y gritaban sin cesar: "Benedicto, Benedicto”

Rodeado de australianos, entre ellos aborígenes en sus vestimentas típicas con la cara pintada de blanco, disfrutó la entusiasta recepción. "¡Qué alegría!", comentó a sus colaboradores.

Tras la recepción formal del arzobispo de Sydney, cardenal George Pell; el presidente de la Conferencia episcopal australiana, monseñor Philip Wilson, y del presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, cardenal Stanislaw Rylko, el Pontífice alertó, en su primer discurso a los jóvenes, sobre los "falsos ídolos" y aseguró que "el mundo está cansado de la codicia, de la explotación y la división, del tedio de los falsos ídolos y de respuestas hipócritas, y de la pena de las falsas promesas".

También condenó el aborto y la violencia doméstica contra madres y niños, al tiempo de advertir que "el abuso de alcohol y drogas, la exaltación de la violencia y el degrado sexual, presentados a menudo por la televisión e Internet como diversión" son algunas de las más evidentes "cicatrices" del ambiente social.

En otro momento, el Papa cuestionó el "derroche de los recursos minerales y marinos" para alimentar un "insaciable consumismo", y alertó sobre “heridas que marcan la superficie de la tierra: erosión, deforestación, derroche de recursos minerales y marinos para alimentar un insaciable consumismo".

Fuente: agencia AICA

Jornada Mundial de la Juventud

La JMJ, es una gran inciativa que permite a varios jóvenes del mundo, reflexionar sobre los acontecimientos que se producen a diario. Recordemos que nosotros los jóvenes somos los responsables y herederos del mundo y por lo tanto hay que aplaudir estas movilizaciones porque se logra conseguir la opinión de delegaciones continentales para ejecutar actividades posteriores.

Pris.