La comunicación debe recuperar la dimensión ética

María Eugenia Domínguez, ChileQuito, Ecuador, 1 de junio (OCLACC).- Es necesario que los "comunicadores y la academia", tanto como "los periodistas y quienes están trabajando relacionados con esta área, recuperen "la dimensión ética y pensar la sociedad desde la sociedad misma" para responder a los procesos sociales y políticos que se viven en la región, expresa la docente de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Chile, María Eugenia Domínguez.

Según la catedrática, es fundamental que sobre todo desde la academia se recupere la dimensión ética de la comunicación, porque en los últimos años "en muchos países, como en Chile concretamente, dio unos pasos atrás en relación a la manera en que se piensa la sociedad".

También se debe tener presente que "nosotros formulamos muchas críticas, y con razón, al contenido de los medios de comunicación, pero también es preciso que los comunicadores, tomen su propia responsabilidad" frente a los nuevos procesos que se viven, agrega la docente chilena.

Según explicó, "por una parte es importante regular, pero por otra parte también es importante que los comunicadores, y particularmente los periodistas, reflexionen en torno a la responsabilidad social que tienen, y en relación a su condición de trabajadores que tienen. Es decir, los periodistas también producen mensajes en función de lo que sus empleadores les exigen. Entonces ahí hay quizás un doble movimiento", por lo que la ética no es algo abstracto, porque también hablamos de unos "trabajadores que tienen que reivindicar condiciones de trabajo que les permitan de alguna manera realizar su mandato de comunicar", dijo.

Al referirse al proceso de revisión y aprobación de nuevas legislaciones de comunicación que apuntan a garantizar una mayor democratización de la comunicación, María Eugenia Domínguez destacó que es positivo los avances que se han logrado en algunos países en los que se ha "reconocido en sus constituciones el derecho a la comunicación, o países que han avanzado sustantivamente en la construcción de los medios públicos, los medios que el estado garantiza, que es tremendamente importante". Sin embargo reconoció también que "en muchos otros países todavía hay mucho que avanzar, donde esos no son aun derechos adquiridos, como en el caso chileno concretamente", puntualizó.

Es también "importante reflexionar lo público no solamente, en tanto que los medios estén al servicio de los gobiernos, sino al servicio del debate público, al servicio de la pluralidad, al servicio de la diversidad, y yo creo que ahí aun nos queda bastante que avanzar", remarcó la catedrática chilena, quien consideró fundamental que se debata sobre estos temas en el Mutirao Latinoamericano y Caribeño de Comunicación, que se llevará a cabo en Porto Alegre, Brasil, del 12 al 17 de julio próximo.

Para María Eugenia Domínguez en algunos países hay limitaciones para lograr reformas legales y constitucionales que garanticen el derecho a la comunicación, "pero hay un rol que es bien importante, más que en el plano de la ley, de la regulación, en lo que la sociedad y la sociedad civil particularmente pueda hacer en términos de ocupar los espacios; en el fondo ser capaces de alguna manera de obligar a la democratización de la comunicación", concluyó.