Carta abierta de la Red Iglesias y Minería: La Iglesia no se deja comprar

 

"La iglesia no se deja comprar"